Tarta de queso, frambuesa y chocolate blanco

Porciones

4

Tiempos

40 Min
3

Una tarta de queso rica y cremosa hecha en el horno y cubierta de anillos de chocolate blanco y frambuesas es un postre ideal para la cena. Si está ansioso por probar sus habilidades culinarias, aquí tiene una receta rápida que debería ayudarle a preparar la tarta de queso de frambuesa perfecta, con todos sus rellenos deliciosos y una decoración hermosa. Precaliente el horno a unos 180º Celsius. Coloque una hoja de papel de aluminio cortada uniformemente en una bandeja para horno grande. Coloque el molde para la tarta encima de la hoja (20x5 cm). Envuelva el papel de aluminio alrededor de los lados de la cacerola asegurando que envuelve hasta 2.5 cm los lados del recipiente. Engrase con mantequilla el papel de aluminio el recipiente. Muela las almendras y las obleas, añada la mantequilla a la mezcla y bate todo hasta que parezca mojado. Presione firmemente las migas en el fondo del recipiente (hasta 5 cm). Hornee durante unos diez minutos hasta que aparezca un color marrón dorado. Deje enfriar. - Deje derretir el chocolate blanco a fuego lento a baño María hasta que aparezca una textura suave. Batir el queso de untar, la vainilla, el azúcar y la cáscara de limón en una batidora eléctrica y vierta todo en una olla grande. Añada los huevos y el chocolate blanco, mezcle todos los ingredientes uniformemente. Vierta la mitad de la mezcla en la corteza y cúbrala con una taza de frambuesas. Con una cuchara ponga la masa restante sobre esta capa y deje la mezcla hornear. Después de hornear durante unos 45 minutos deje enfriar durante otros 20 minutos. Mantenga la temperatura del horno. Revise la tarta con los dedos, ejerciendo una suave presión en la superficie. - Bata la nata fermentada, la vainilla y el azúcar en un bol hasta que se forme una textura suave. Vierta esta mezcla sobre la tarta extendiéndola hasta y alrededor de los bordes de manera uniforme. Coloque la tarta en el molde y hornear durante cinco minutos. Deje enfriar un rato y deje que se enfríe bien durante la noche. Una vez que saque la tarta de queso del molde, ésta no debería bajar en ningún lado. Pase la tarta a un plato y decórela con bayas y aros de chocolate blanco. Adorne las bayas con la salsa de mermelada recién preparada (a fuego lento durante 5 minutos) y servir.

Una tarta de queso rica y cremosa hecha en el horno y cubierta de anillos de chocolate blanco y frambuesas es un postre ideal para la cena. Si está ansioso por probar sus habilidades culinarias, aquí ...

Ingredientes de la receta

  • #Para La corteza #
  • 18-20 obleas de vainilla
  • Almendras tostadas (1 taza)
  • 4 cucharadas de mantequilla derretida sin sal
  • #Para relleno #
  • 2 huevos grandes
  • 110 g de chocolate blanco (rallado en fino)
  • 2/3 taza de azúcar blanco
  • 790 g de queso para untar
  • cucharadita cáscara de limón rallada
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • taza frambuesas frescas sin azúcar añadido descongeladas
  • #Para Cubrimiento #
  • Una taza de mermelada de frambuesas sin semillas
  • 510 g de nata fermentada
  • 3 cucharadas de azúcar blanco
  • cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 litro de frambuesas

Críticas y valoración de la receta


Escriba su crítica o un comentario


Esta receta no ha sido comentada aún


Busque la siguiente receta de Tarta de queso, frambuesa y chocolate blanco